Estrés materno y vínculos que favorecen al bebé

16 octubre, 2021

En situaciones como la actual emergencia sanitaria ocasionada por el Covid-19, proteger el equilibrio emocional de la madre es fundamental.

Existe un momento clave en la vida de los seres humanos e inicia en la concepción y el embarazo. De acuerdo con la epigenética, el desarrollo y el ambiente prenatal son fundamentales en el futuro de las personas.

El término epigenética significa más allá de los genes y se centra en el estudio de cómo los factores ambientales pueden activar o desactivar los genes. El entorno en el que un bebé se desarrolla antes del nacimiento aporta potentes experiencias, que modifican químicamente la expresión de ciertos genes durante su formación.

¿De qué manera influye este vínculo entre los genes y el medio ambiente en la salud y la posibilidad de prevenir enfermedades y deficiencias del bebé por nacer, entre otros aspectos? De acuerdo con una diversidad de estudios realizados por el Center on the Developing Child de la Universidad de Harvard, “las experiencias como la desnutrición, la exposición a toxinas químicas o drogas y el estrés tóxico antes del nacimiento o en la primera infancia, no se olvidan, sino que se integran en la arquitectura del cerebro en desarrollo a través del epigenoma”. (Epigenética y desarrollo infantil: cómo las experiencias de los niños afectan sus genes, 2018)

Estos “recuerdos biológicos” asociados con los cambios epigenéticos pueden afectar a múltiples sistemas de órganos e incrementar el riesgo no solo de impactos en la salud física y mental, sino también de deficiencias en la capacidad de aprendizaje y el comportamiento en el futuro.

Diversas investigaciones han demostrado que las experiencias estresantes a las que está expuesta la madre durante el embarazo, o durante el parto y los primeros meses de vida de su bebé, pueden producir cambios químicos que alteran el receptor en el cerebro que controla la hormona cortisol, generando un mayor riesgo de que el infante desarrolle en el futuro enfermedades mentales, ansiedad generalizada y depresión. Así como dolencias físicas como asma, hipertensión, enfermedades cardíacas y diabetes. (Early Experiences Can Alter Gene Expression and Affect Long-Term Development, National Scientific Council on the Developing Child, 2010).

Sin embargo, es importante entender que los cambios genéticos también pueden ser influenciados por experiencias positivas. Un entorno tranquilo, el apoyo familiar, las palabras y gestos de cariño  son capaces de reducir el estrés y potenciar un desarrollo adecuado de la salud física y emocional del bebé por nacer.

La atención médica oportuna para las mujeres embarazadas, bebés y niños pequeños, así como el apoyo a los nuevos padres pueden, “literalmente, afectar la química que rodea a los genes de los niños. Las relaciones de apoyo y las ricas experiencias de aprendizaje generan firmas epigenéticas positivas que activan el potencial genético” de las personas.

Cuidar el equilibrio emocional de las mujeres embarazadas durante la pandemia

De acuerdo con la epigenética, el desarrollo y el ambiente prenatal son fundamentales en el futuro de las personas.
Shares
  • facebook
  • linkedin
  • twitter

La irrupción del Covid-19 en el mundo ha provocado una serie de efectos en todos los ámbitos de la vida. La gravedad de la enfermedad, las medidas de confinamiento para frenar los contagios, las consecuencias económicas y sociales que ha generado, entre otros aspectos, amenazan el equilibrio emocional de los seres humanos y las sitúan en un estado de vulnerabilidad, que preocupa profundamente por los impactos que está ocasionando y sus consecuencias en el futuro.

De acuerdo con una encuesta realizada por Ipsos para el Foro Económico Mundial, entre febrero y marzo de 2021, el 45% de las personas a nivel mundial aseguraron que su salud mental había empeorado desde el inicio de la pandemia (One Year of Covid-19). Las mujeres embarazadas son un grupo especialmente vulnerable al estrés generado por el Covid-19.

El temor a contagiarse del virus, el aislamiento ocasionado por los confinamientos y la violencia doméstica, el desafío del teletrabajo y las tareas de educación con los hijos, así como un aumento de las dificultades financieras son posibles fuentes de estrés materno. Estos factores de riesgo están asociados con problemas de salud mental durante la pandemia de Covid-19 (Infección por coronavirus y embarazo, Royal College of Obstetrics and Gynecologist, 2020). Roberto Cano Tamayo, neurocientista cognitivo, analiza el estrés materno durante la pandemia y los vínculos que favorecen el desarrollo del recién nacido.

Enfatiza en que la exposición a diferentes estresores durante la gestación no solo afectan a la madre: “La evidencia demuestra que muchas áreas en nuestro cerebro han sido cambiadas debido a las emociones que sentimos y que afectan la formación y división celular.

Estos cambios genéticos, a nivel de nuestra cromatina se transmiten en la relación simbiótica que la madre tiene con el bebé desde la gestación”, y explica que estas afectaciones pueden tener efectos duraderos en el transcurso de la vida. Por lo tanto es fundamental encontrar mecanismos para superar las situaciones de estrés de las madres gestantes.

El Dr. Tamayo retoma las recomendaciones del Centro Nacional de Estrés Postraumático de los Estados Unidos, con una técnica que plantea cinco elementos que pueden ser utilizados por la madre y su entorno para salir adelante en un momento de crisis.

  • Sentido de seguridad

Por medio de la planificación y organización del tiempo se reducen las incertidumbres.

  • Sentido de calma

A través de la relajación, disminuyendo la celeridad en las actividades.

  • Sentido de conexión

Buscar y obtener apoyo del entorno, involucrarse en actividades educativas y culturales. Informarse.

  • Autoeficacia

Recordar las habilidades personales y estrategias utilizadas en situaciones similares y potenciarlas.

  • Esperanza

Generar confianza en el porvenir. Aplicar este procedimiento y otras técnicas para disminuir las emociones negativas y la tensión, es prioritario para lograr y mantener un estado de calma en las madres embarazadas y sus bebés. “Este es un momento para mirar la epigenética como una herramienta que nos permite ser agentes de cambio”, señala el experto.

El fortalecimiento del vínculo entre los padres y los bebés en gestación y en sus primeros meses de vida es una herramienta oportuna y eficiente para evitar las situaciones de estrés como la ocasionada por la pandemia.  Elmer Vega Salazar, director de la Fundación de Waal (FdW), en Bolivia recuerda la importancia de un embarazo de 12 meses, impulsado por el programa PreNatal, que inicia con una planificación de por lo menos tres meses previos a la concepción del bebé y manteniendo los cuidados en los nueve meses de gestación.

“La planificación del embarazo, realizar una consulta preconcepcional, evitar situaciones de riesgo y de estrés es el punto de partida ideal para el equilibrio psicológico de la pareja y de la familia”, indica. Explica que enviar pensamientos alegres al bebé, evitar ambientes violentos y lograr un proceso de apego seguro en el momento del parto y en las horas posteriores al nacimiento, es un elemento muy importante en el desarrollo emocional del ser humano.

En la Fundación de Waal creemos que el apego está presente desde mucho antes, en la etapa del embarazo e inclusive desde el instante de la concepción. Por ello, insistimos en la importancia de planificar el embarazo, ya que cuando tiene lugar la concepción, los padres dirigen sus pensamientos de forma natural hacia el futuro bebé. Y si esos pensamientos son de amor, de ilusión y alegría hacia su eventual presencia en el mundo, de esa manera el lazo entre el bebé y sus padres iniciará mucho más fuerte y repercutirá en la estabilidad emocional y desarrollo apropiado del niño/a.

¿Quieres conocer más sobre este tema?

Te invitamos a ver el FBLive Estrés materno durante la pandemia COVID-19 y vínculos que favorecen el desarrollo del recién nacido, con la participación del MSc. Roberto Cano Tamayo, quién analiza las fuentes potenciales de estrés materno y cómo pueden actuar como factores de riesgo y afectar la salud de las mujeres embarazadas y sus hijos durante la crisis actual. http://https://www.youtube.com/watch?v=M6B2quby2hQ

Recursos para afrontar las crisis del Covid-19 – Organización Panamericana de la Salud (OPS)

6 consejos para enfrentar el estrés ante la pandemia por COVID-19 http://https://www.youtube.com/watch?time_continue=153&v=8cIhYlwNp8A&feature=emb_logo

4 consejos para enfrentar el estrés y cuidar el bienestar mental durante el aislamiento o cuarentena http://https://www.youtube.com/watch?v=VSsK4S7PROA [/box]

FUENTES

Epigenética y desarrollo infantil: cómo las experiencias de los niños afectan sus genes, Center on the Developing Child, 2018. Early Experiences Can Alter Gene Expression and Affect Long-Term Development, National Scientific Council on the Developing Child, 2010.

Infección por coronavirus y embarazo, Royal College of Obstetrics and Gynecologist, 2020. One Year of Covid-19, Ipsos-Foro Económico Mundial, 2021.

Intervenciones recomendadas en salud mental y apoyo psicosocial durante la pandemia de COVID-19, OPS, 2020.

El apego, un vínculo que favorece el desarrollo, Fundación de Waal, 2019.

Noticias relacionadas

Una cruzada contra la DCI en Ecuador

Una cruzada contra la DCI en Ecuador

El mejoramiento de la nutrición debe empezar desde la planificación del embarazo, durante la gestación y los primeros años de vida, para potenciar el desarrollo y las oportunidades de los niños y niñas de prosperar. 

Share This
WhatsApp chat