Entrevista: Conversamos con Oficial de Salud de UNICEF El Salvador

7 septiembre, 2022

La oficial de Salud, Nutrición y Emergencias de la oficina de UNICEF en El Salvador, Karen Panameño, analiza la alianza entre esta organización y Fundación de Waal (Fdw) desde 2018. Destaca el profesionalismo, resiliencia y experiencia de la Fundación en las tareas encomendadas.

¿Cuáles son los ejes priorizados por UNICEF en materia de salud e infancia?

Tenemos un nuevo programa de cooperación que empezó este año, que cuenta con tres ejes principales: salud, nutrición y agua, higiene y saneamiento. Estos ejes a su vez tienen la transversalidad del componente de la acción en emergencias. Trabajamos con el Ministerio de Salud, nuestro principal aliado, pero también lo hacemos con otros socios relacionados con el sistema nacional de salud, protección civil, reducción de riesgos y desastres, así como diversas comisiones enfocadas en la nutrición y también hemos tenido la colaboración de la empresa privada.

Buscamos trabajar con un enfoque preventivo, que a la vez permite desarrollar aspectos de la salud materno-infantil y salud adolescente. Además, nos estamos enfocando de forma inclusiva en la discapacidad, considerando el cambio climático y la interculturalidad.  De igual manera, estamos considerando la salud mental, cuya importancia se ha evidenciado mucho más ahora, como consecuencia de la pandemia, enfatizamos en la prevención del suicidio en adolescentes y las necesidades que existen en materia de salud mental.

Todo esto sin dejar de lado nuestro eje principal dedicado a la promoción de la salud materno infantil, considerando el desarrollo del niño y la niña desde antes de nacer, porque sabemos que es necesario contar con un entorno familiar seguro, sensible y estimulante para que puedan desarrollar al máximo su potencial, y esto va de la mano con las políticas públicas de país que están apostando mucho en favor de la niñez.

Además, el nuevo enfoque de UNICEF se dirige a la participación comunitaria, ya que queremos dedicarle más énfasis a las voces de los propios actores, para poder lograr el acceso a la salud.  La pandemia ha demostrado que necesitamos escuchar las voces de los niños, niñas y adolescentes.

También le estamos dando énfasis al perfil de nutrición, con un enfoque mucho más preventivo, sobre todo porque estamos en tiempos difíciles económicamente hablando a nivel mundial y apoyar este tema se vuelve prioritario, sin dejar de retomar la nutrición en contexto de emergencias.

¿Cómo inició el trabajo conjunto entre UNICEF y la Fundación de Waal?

Conocía del curso Diplomado de PreNatal, sabía sobre el tipo de trabajo que realizan en términos de formación al personal de salud, principalmente, y su formación en personal de salud. Posteriormente se dio la oportunidad de implementar el Proyecto Zika y UNICEF estaba buscando socios implementadores para poder desarrollar este proyecto. Realizamos la consulta a la FdW para ver su disponibilidad para formar parte de los socios implementadores, ya que uno de los componentes abarcaba la formación de personal de Salud y Educación, y también desarrollar otros procesos, como material educativo, involucramiento con las comunidades. Así fue como se dio el primer acercamiento, que se extendió por dos años en los que se ejecutó ese primer proyecto y que nos permitió construir un proceso de trabajo conjunto. Posteriormente ejecuto durante tres años el proyeto de “Salud Neonatal y Desarrollo Infantil” y paralelamente en el 2021 el proyecto “Eliminación de la transmisión Materno Infantil para VIH y Sifilis”, con ambos proyectos se continuó fortaleciendo el personal de salud del Sistema Nacional Integrado de Salud lo cual incide en la atención materno e infantil.

La Fundación de Waal se sumó al enfoque de trabajo de UNICEF  dentro del Sistema Nacional de Salud y al ser un socio confiable de UNICEF el sistema nacional de salud y educación fueron abriendo oportunidades de trabajo conjunto con la Fundación de Waal.

¿Cuáles han sido los principales logros de los proyectos ejecutados?

Tras la experiencia del Proyecto Zika, habíamos notado la experiencia de la Fundación en procesos de formación y, conociendo los contenidos del curso PreNatal, vimos la posibilidad de desarrollar la formación de personal de salud. Como UNICEF tuvimos el acercamiento con el Fondo Solidario para la Salud (Fosalud) y trabajamos con ellos den  los Hogares de Espera Materna, integrando otras organizaciones y actores, como el Seguro Social, Bienestar Magisterial, sanidad militar, Ministerio de Educación, entre otros.

La estrategia de los Hogares de Espera Materna iba en consonancia con el enfoque de salud materno-infantil que ya estábamos desarrollando dentro de nuestra área programática. Vimos que había una gran necesidad de fortalecimiento del recurso humano, por lo que introducimos el curso de PreNatal en el Proyecto de Desarrollo Infantil Temprano.

UNICEF, cree firmemente que los profesionales que brindan atención a niñez y familias deben tener acceso a formación continua con bases científicas, buscando que las atenciones garanticen un buen comienzo en la vida.

FdW y Unicef trabajando en salud materno infantil en El Salvador

Afortunadamente con la FdW tenemos los mismos objetivos en términos de trabajo conjunto, UNICEF cuenta con excelentes relaciones de trabajo en el país y esto ha permitido tener los resultados que han sido planteados. Hemos roto fronteras en muchos aspectos y ha sido un desafío en el que la Fundación nos ha acompañado. Por parte de la Fundación puedo decir que han sido muy valientes, al trabajar en estos nuevos espacios, de los que hemos salido triunfantes por ir superando conjuntamente los desafíos del trabajo diario.

Unicef El Salvador
Shares
  • facebook
  • linkedin
  • twitter

¿Cuáles son los aspectos que se destacan del trabajo realizado por la Fundación de Waal? 

Puedo nombrar varias fortalezas. En primer lugar, mencionar a las personas que conforman los equipos. Creo que en el tipo de trabajo que realizamos, no somos nada sin un equipo que no está comprometido y no tiene esa visión estratégica y en el caso de la Fundación, es así.  Es un grupo de profesionales con una fuerte voluntad por cumplir con el trabajo, y a esto debemos sumar su capacidad técnica.

UNICEF es muy cuidadoso de los socios con los que trabaja. Buscamos siempre organizaciones confiables y que cumplan con los estándares de trabajo que tenemos a nivel global. La FdW ha mantenido estos estándares y eso denota su gran capacidad, cubriendo las necesidades o desafíos que se han presentado en el camino, durante la implementación de los diferentes proyectos en los que nos hemos vinculado.

Otro de los aspectos destacables es la plataforma educativa de la FdW. Esto les da un plus muy valioso, ya que se adapta a las necesidades de los proyectos.

Con la emergencia sanitaria que se dio con la pandemia por el Covid-19 tuvimos que aprender y enfrentar nuevos desafíos. UNICEF como organización se preparó para entrar en el mundo digital más de lleno, y conto con plataformas educativas de apoyo y conectividad, así también la plataforma de la Fundación contribuyó mucho a este objetivo. La FdW tuvo la capacidad y la resiliencia de adaptarse a las circunstancias y eso hizo que no nos detuviéramos. Ese ha sido uno de los logros que UNICEF ha destacado durante el 2020: la respuesta de la Fundación a la virtualidad, demostrando, además que la organización estaba preparada para este desafío.

 ¿Cuáles han sido los aportes del Programa PreNatal, ejecutado de manera transversal, durante la implementación de los proyectos realizados conjuntamente?

El Programa Prenatal ha sido muy positivo y a lo largo de los años se ha ido actualizando. Los objetivos de trabajo de este programa se acercan a los ejes de trabajo que tiene UNICEF dentro de su agenda regular, lo que nos permite tener varios puntos de encuentro.

Para nosotros las anomalías congénitas son un factor relacionado a la morbimortalidad de los recién nacidos en El Salvador. Debemos ver más allá de las anomalías, mirarlas con un enfoque preventivo, sin restar la importancia de la atención a los bebés que han nacido con estas condiciones. La prevención implica un cambio de enfoque, que debe tener el personal de salud.

Nosotros hemos llevado estos contenidos a espacios a los que UNICEF tiene acceso, como Fosalud, que ha confiado en realizar una alianza con la FdW, para aplicar el programa Prenatal al personal que trabaja en el sistema nacional de salud.

Hemos involucrado a diversos sectores en este objetivo, incluyendo a la Academia, lo cual le da más sostenibilidad a los cursos de PreNatal.

Unicef El Salvador
Shares
  • facebook
  • linkedin
  • twitter

Conoce el trabajo que realizan nuestros mediadores aqui

Noticias relacionadas

Share This
WhatsApp chat