Efectos y proyecciones de la crisis sanitaria

6 agosto, 2021
Ha pasado más de un año de la declaratoria de la emergencia sanitaria por el Covid-19 y los efectos se evidencian en varios niveles. América Latina es la región más afectada en el mundo y en este artículo exploramos su situación actual y los retos a enfrentar. 

El actual escenario de crisis sanitaria, los datos y las proyecciones sobre  economía, pobreza, atención en salud y alimentación, entre otros, ponen de manifiesto cómo madres y niños/as han resultado especialmente perjudicados. A continuación, ofrecemos algunos datos relevantes de los cuatro países donde Fundación de Waal implementa su programa PreNatal: Ecuador, Bolivia, Honduras y El Salvador.

La letalidad del Covid-19 

Según los datos obtenidos por la Universidad de John Hopkins desde el inicio de la declaratoria de pandemia hasta el 3 de Agosto  2021, existe  un total de 1’011.235 casos y 40.586 muertes confirmadas en los 4 países donde opera la FdW. Si hacemos una comparación entre países, Bolivia encabeza la lista con 4.097 casos y 154 muertes por 100 mil habitantes. Muy de cerca está Ecuador con 2.819 casos y 183 muertes por 100 mil habitantes.

Shares
  • facebook
  • linkedin
  • twitter

Un aspecto que preocupa profundamente es la proyección de estos datos a noviembre  de 2021.  El IHME (Instituto de Métricas y Evaluación de la Salud), estima que para ese mes están previstos importantes incrementos en contagios y letalidad, y de nuevo, Ecuador y Bolivia  tendrían los valores más altos. Según lo proyectado por este organismo, para noviembre la incidencia pasaría de 141 y 111 muertes por 100 mil habitantes en Bolivia y Ecuador, respectivamente, a una estimación de 421 (Bolivia) y 586 (Ecuador). Para Honduras, estas proyecciones elevarían la incidencia en 203 casos por 100 mil habitantes y en El Salvador, en 105.

Shares
  • facebook
  • linkedin
  • twitter

En estás cifras están reflejados tanto las estimaciones de las muertes directas por Covid-19 como los indirectos.  Las muertes en exceso son un indicador que permite conocer la letalidad de esta enfermedad, por causas primeras y secundarias, al comparar el número de defunciones totales en los años previos a la pandemia, respecto del 2020, año en el que se declaró la emergencia sanitaria.

Situándonos en los ejes de trabajo de la FdW, nos preguntamos ¿cómo ha afectado el Covid-19 a las mujeres embarazadas, bebés por nacer y niños/as durante la primera infancia?

Según la Organización Panamericana de la Salud (OPS) “desde la notificación de los primeros casos de COVID-19 en las Américas hasta el 17 de junio de 2021, fueron registradas 231.537 embarazadas positivas a SARS-CoV-2 y 1.453 defunciones, de mujeres gestantes, en 29 países y territorios para los cuales se dispone de información”.  De esta manera vemos que la incidencia de fallecimientos de las madres gestantes es de 0,63%, sobre la totalidad de mujeres embarazadas contagiadas con el COVID-19, de acuerdo a los datos proporcionados por el organismo.

El aumento de la pobreza

La reducción de las actividades económicas, a causa de los confinamientos, originó una disminución de los ingresos familiares, que se traduce en un incremento del 3,2% en el índice de pobreza y del 1,2% de la pobreza extrema en relación al año 2019 según los datos proporcionados por la Comisión Económica para América Latina (CEPAL), en la más reciente edición de su Informe Panorama Social para América Latina 2020. En total de personas en situación de pobreza asciende ahora a  209 millones  y 78 millones en pobreza extrema.

Ubicando esta realidad en los 4 países donde la FdW implementa el programa PreNatal, evidenciamos que el número de pobres se incrementó con 3,3 millones y la cantidad de personas en situación de extrema pobreza con 2,1 millones sobre una población total de aproximadamente 45 Millones de personas.

Este empobrecimiento de la población tiene una fuerte incidencia sobe las perspectivas de la infancia en la región. De acuerdo con las estimaciones de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), en 2020, la población infantil en situación de pobreza monetaria de América Latina, se incrementó en un 7,6%, afectando al 51,3% de este grupo poblacional

Dicho aumento es mucho mayor que el crecimiento para la población en general y representa un importante grupo de niños y niñas que están en peligro de no alcanzar todo su potencial, debido a la falta de acceso al cumplimiento de sus derechos fundamentales.

Una recuperación económica y eventual salida de la pandemia debe priorizar a los sectores más vulnerables y afectados por la crisis, entre ellos la infancia.

🔎 Consulta aquí ⬇️⬇️ nuestro informe EL ESCENARIO DE COVID-19 EN AMÉRICA LATINA.

Datos Pandemia v4

Fotografía Taylor Brandon on Unsplash

 

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Noticias relacionadas

Share This
WhatsApp chat