(593) 981920478 info@prenatal.tv

La formación online está subvencionada en un 80% por la FdW y cuenta con aportes de expertos y especialistas internacionales en el marco del Programa de Formación de Mediadores en Prevención de deficiencias y enfermedades prenatales y postnatales.  Surge como respuesta a la situación originada por la pandemia y busca una transición y alternativas para cuidar el bienestar de la madre y su bebé.

Entre las reflexiones suscitadas por la emergencia sanitaria, debido a la pandemia del COVID-19, queda claro que la prevención es una de las herramientas fundamentales, para evitar crisis como la que enfrenta actualmente la humanidad. Desde hace más de 35 años, la  Fundación De Waal (FdW)  enfoca su trabajo en la construcción de una cultura de prevención de enfermedades y deficiencias en los bebés por nacer, que puedan causar discapacidades en los infantes.

Una de las estrategias que utilizamos para cumplir con este objetivo es la formación de mediadores y promotores, que obtengan los conocimientos y destrezas necesarios para intervenir como agentes de cambio en  las etapas que hemos descrito. A través de este tiempo la Fundación ha formado a más de 40 mil personas, lo que nos ha permitido acumular importantes experiencias con un modelo propio, de mediación pedagógica y la utilización de aulas virtuales.

En este contexto y con la declaratoria de la pandemia del COVID-19, la FdW ha respondido ágilmente  a la actual situación sanitaria, en la que la planificación del embarazo, las mujeres gestantes, los bebés por nacer, los recién nacidos y los niños de hasta dos años de vida, están en una situación de alta vulnerabilidad. El Curso Internacional “Prevención y Promoción de la Salud Materno Infantil en tiempos de COVID-19” fue diseñado por los equipos técnicos, expertos y monitores de los países en los que la Fundación trabaja: Bolivia, Ecuador, El Salvador y Honduras, para brindar conocimientos actualizados, en medio de este nuevo escenario.

En condiciones previas a la pandemia, al menos un 50% de casos de nacimientos prematuros podían prevenirse si se intervenía antes de la concepción, de acuerdo con el informe Nacidos Demasiado Pronto, elaborado por la Organización Mundial de la Salud (OMS) y la March of Dimes. Sin embargo, en la actual situación, los servicios de salud y educación están seriamente comprometidos a causa de esta enfermedad y sus consecuencias. Impactos que, además, continúan generándose, en medio de una crisis en desarrollo.  Por ejemplo, a principios de la declaratoria de emergencia mundial la OMS consideró que las mujeres embarazadas tenían los mismos riesgos de sufrir complicaciones, que el resto de la población contagiada por el coronavirus. Pero, más de seis meses después de declarada la emergencia mundial, se ha determinado que el peligro es mayor para las gestantes con COVID-19.  Es así que, los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés) establecieron recientemente que las mujeres embarazadas podrían tener mayor riesgo de enfermarse gravemente a causa del COVID-19, que aquellas mujeres que no están embarazadas y han dado positivo para esta enfermedad.  Además, las gestantes contagiadas con COVID-19 podrían tener mayor riesgo de sufrir un parto prematuro.

Marco Vernooij, director de América Latina de la FdW, recalca que en medio de la pandemia, “la prevención es la única medida que tenemos. Es fundamental buscar las formas para definir estructuras de prevención mucho más resilientes, para que en un futuro no debamos enfrentar situaciones como la que están ocurriendo actualmente. Por ello la experiencia que tiene la Fundación con sus instrumentos es sumamente importante para evidenciar los factores que influyen en la salud materno-infantil y ahora específicamente al tratar las medidas necesarias para las mujeres embarazadas y los niños, hasta los dos primeros años de vida, en medio del COVID-19. El conjunto de temas que aborda el Curso Internacional es muy relevante en la situación actual”.

El curso cuenta con aportes de expertos y especialistas internacionales en el marco del Programa de Formación de Mediadores en Prevención de deficiencias y enfermedades prenatales y postnatales de la Fundación. Sebastián Salgado, gerente de proyectos de la FdW, detalla las particularidades de este nuevo curso, que reunirá a los participantes de varias naciones, a diferencia de las formaciones anteriores, en las que se trabajaba de forma separada por país. “Esta modalidad nos permitirá conocer las diferentes miradas y experiencias de los monitores y los participantes sobre la realidad que están viviendo. Es una formación on-line, el aula virtual con la ya hemos contado en los cursos anteriores, se enriquecerá aún más. Tenemos un modelo tecno-pedagógico COI (Comunidad de Indagación), con prosumidores, es decir participantes que aprenden en un entorno interactivo y generan información para promover la prevención. Estos aprendizajes se transmiten primero con un diagnóstico de la población en edad reproductiva y posteriormente con acciones dirigidas como visitas domiciliarias virtuales, ferias de salud digitales, entre otras.”.

El curso  contiene siete unidades de estudio. La duración es de ocho semanas, con una carga horaria de 100 horas académicas. Los contenidos que abordará son:

Introducción y Metodología,

Principios básicos de la Epidemiología, virus similares y el SARS-Cov-2,

El Covid-19 y el embarazo,

Consideraciones para el Parto y la Fase Neonatal,

Primera infancia,

La Salud Sexual Reproductiva durante la crisis sanitaria

El enfoque de Ecosalud y Construir una cultura de prevención.

Sobre este último tema, el Director de América Latina de la FdW, explica que el concepto de Ecosalud analiza cómo está organizada una sociedad, desde sus condiciones económicas, sociales, medioambientales, de salud y su vínculo con la construcción de una cultura de prevención en la que se basa la labor de la Fundación.

“La pandemia está mostrando la necesidad de la salud preventiva y como casi ningún estado o sociedad lo ha incluido en la agenda pública. Actualmente es difícil encontrar recursos o espacios destinados a hacer prevención de calidad. Y esta crisis nos está mostrando la necesidad de contar con una cultura de prevención y de hábitos saludables en toda la población, así como con sistemas de salud preparados y equipados”, añade Sebastián Salgado.

Siguiendo esa línea, Marco Vernooij cita el actual reporte anual de la Global Preparedness Monitoring Board  de la OMS “A World in Disorder”, que advierte la urgencia e importancia de la preparación mundial ante una próxima crisis sanitaria. La inversión en conocimiento y recursos son dos aspectos fundamentales. “Con $5 de prevención, invertidos por persona, podemos evitar la próxima pandemia”, puntualiza.

Al finalizar el Curso Internacional “Prevención y Promoción de la Salud Materno Infantil en tiempos de COVID-19”, los participantes recibirán un certificado otorgado por la Universidad Autónoma Gabriel René Moreno. Otro aspecto a destacar es el costo de esta formación, que tiene un valor de $40, para quienes son mediadores formados por la FdW, y de $55, para quienes toman el curso por primera vez. “Este es precio muy conveniente, dado el alcance de los conocimientos que se adquirirán y el equipo de profesionales y expertos que han desarrollado el material que se va a compartir”, explican los representantes de la FdW.

Los interesados en formar parte de este curso pueden inscribirse en este link: https://fundaciondewaal.org/index.php/postulacion-curso-internacional/. Los cupos son limitados. La formación iniciará en las próximas semanas.

Share This
WhatsApp chat