Entrevista al obstetra John Arias, monitor del programa PreNatal en Ecuador.

Tal vez no es la primera ocasión que escuchas o lees algo sobre el parto humanizado.  Posiblemente sabes que está relacionado con los deseos, las necesidades y el bienestar de la mamá en el momento de dar a luz. O quizás es la primera vez que tienes un acercamiento a este concepto y te gustaría saber qué es.  El obstetra y monitor de PreNatal Ecuador, John Arias, nos habla sobre el parto humanizado y los beneficios que aporta a las madres, los bebés y los padres.

¿Qué es el parto humanizado?

De manera general, el concepto del parto respetado o humanizado se simplifica en que los establecimientos de salud que ofertan la atención del parto, tienen que estar adecuados para cumplir y garantizar las  necesidades que tiene la mujer en relación a la atención del mismo. Sin embargo entendiéndolo desde la lógica de la mujer, el parto humanizado no es otra cosa que garantizar mis derechos y los derechos de mi bebé, en relación a mis necesidades y a mis propios tiempos fisiológicos. Que se respete a que dentro de este proceso yo tengo varias etapas tanto físicas como emocionales y que el servicio se adecúe a mis necesidades y que no sea al revés. Entendiendo que cada parto es único y que cada mujer, cada bebé y cada pareja son diferentes.

Tanto el prestador del servicio como la institución deben garantizar los derechos de la mujer. Derechos como el derecho a que la mujer esté acompañada y a que se respeten sus necesidades.  El derecho a que informada de todas las decisiones que se van a realizar durante el parto y que se le solicite la autorización respectiva para realizarlas. Es decir que durante todo el proceso del parto la mujer no esté expuesta a sufrir ningún tipo de violencia obstétrica.

Esto es el parto humanizado: garantizar derechos. Derechos de la madre, del niño y del padre.

¿Cuáles son las recomendaciones que la Organización Mundial de la Salud (OMS) realiza sobre el parto humanizado?

La OMS hace 33 años emitió las primeras recomendaciones en relación a disminuir las intervenciones durante el parto. Si bien es cierto no emitió ningún enunciado que diga  parto respetado o parto humanizado, pero se unió a varias corrientes que venía de Europa en las que diferentes investigaciones en relación a que el parto tiene que volver a ser un tema fisiológico y de empoderamiento de las mujeres.

Al ver estas investigaciones y también constatar una serie de intervenciones que son perjudiciales y que no tienen bases científicas que las respalden, la OMS sacó  las primeras 16 recomendaciones vinculadas a la atención del parto, entre las cuales están permitir el acompañamiento durante el trabajo del parto, dejar la libre posición, esto quiere decir que la mujer tiene que estar en el trabajo de parto caminando, y durante el expulsivo adaptar la posición que ella decida, no obligarla a que se acueste.

Otras recomendaciones que también se dieron es permitir que una mujer reciba líquidos en la atención. Que no se haga la episiotomía que se realiza de manera rutinaria, ya que esta tiene que ser muy selectiva. De igual manera que no se realice la maniobra de Kristeller, que es aquella presión que  el personal de salud realiza en el abdomen de la mamá, durante el expulsivo.

En el 2014, después de hacer un estudio en 79 países se emitió un enunciado en el que señala que debe erradicarse la violencia que sufren las mujeres durante la atención en el embarazo, parto y postparto en todos los establecimientos de salud. Además reafirma las 16 recomendaciones que emitió inicialmente y añade que los profesionales que están formados para la atención del parto deben estar mayormente capacitados  y tienen que regirse a las necesidades de la madre.

Y en febrero de 2018 la OMS publica un instructivo, que son 56 recomendaciones en relación a la atención del parto y que recogen las primeras que se establecieron, más las del 2014 y emite otras nuevas. La OMS reconoce que el parto es un proceso fisiológico en el que se debe intervenir lo menos posible y que el profesional de la salud con todos los equipos e instrumentos que tienen, deben garantizar que el bienestar de la madre y el niño lleguen a buen término sin realizar muchas intervenciones.

¿Cuáles son los beneficios del parto respetado para la mamá, el bebé y el papá?

Los beneficios del parto humanizado para el papá están relacionados con el hecho de mejorar el vínculo tanto con su pareja, como con el bebé que va a nacer. Esto se da, porque al ser partícipe de este proceso, se lo involucra en  todos los aspectos que se van desarrollando, desde el embarazo y en ese momento tan importante del nacimiento del bebé.

Para el bebé le permite nacer en un ambiente más armónico y cordial, con menos estrés. Si la mamá tiene menos estrés, las hormonas que pasan por la placenta harán que el niño nazca más relajado. Es más presto para iniciar la lactancia inmediata, porque una madre que no sufre violencia obstétrica está lista para empezar la lactancia, al no estar medicada innecesariamente. Y algo que es muy importante y básico es que mejora el vínculo entre la madre y el niño, porque en el expulsivo existe el pico de oxitocina en la mamá y el bebé. Esta hormona del vínculo y del amor, es la que interviene en esa sensación de enamoramiento que sienten las madres al mirar a su hijo recién nacido. Esto también disminuye el riesgo de la depresión post parto.

En la madre los beneficios son que reduce la ansiedad y el estrés. Disminuye el dolor y permite que los tiempos en las fases del parto sean menores. Al adoptar la libre posición mejora el diámetro del canal de parte y esto disminuye el dolor en el tiempo de la atención del parto.

En conclusión, el parto respetado hace que la mujer se empodere de este momento y se vuelva la protagonista, al darse cuenta de lo que es capaz. Acompañada de su pareja, si lo desea, y por un equipo de profesionales que no son intervencionistas, que le preguntan, que le informan, esta experiencia del parto no será traumática y más bien permitirá que en las siguientes etapas de la crianza del bebé esté fortalecida. Los beneficios del parto humanizado a nivel físico y psicológico para la pareja y el bebé son muy importantes.

Descarga aquí el instructivo de la OMS “Recomendaciones de la OMS para los cuidados durante el parto, para una experiencia de parto positiva”:

https://www.who.int/reproductivehealth/publications/intrapartum-care-guidelines/es/

Share This

COMPARTE!

Comparte nuestra página con tus amigos.

WhatsApp chat