Lactancia Materna: una receta para el bebé saludable

27 julio, 2022

En la historia de la humanidad podemos encontrar registros de la lactancia materna en las culturas más antiguas. Para ellos, la lactancia tenía un rol importante por su influencia tanto en la nutrición como en la relación entre mamá y bebé. 

Todo esto cambió con la Segunda Guerra Mundial cuando el cuidado de los niños y niñas se comercializó y el uso de productos como fórmulas infantiles se medicalizó y se promovió como una forma de estatus social. 

Ya saben: “¡Alimenta a tu bebé con esta super creación artificial y te mirarán como si tuvieses el carro del año!”. 

Sin embargo, en 1981 surgió el Código Internacional de Comercialización de Sucedáneos de la Leche Materna, aprobada por la Organización Mundial de la Salud (OMS) que aun ahora contribuye en devolver a la lactancia materna su papel protagónico en la nutrición y cuidado de los niños y niñas. 

Por esa razón, hoy nos trasladamos a la cocina de Fundación de Waal, junto con Pamela Amaya, Licenciada en Psicología y Especialista en Lactancia Materna, para compartir esta receta cinco estrellas. 

1. ¿En qué consiste la receta?  

Antes de preparar un platillo necesitamos saber por qué lo escogemos en lugar de cualquier otra receta, ¿Por qué insistimos en que los niños coman todas sus verduras cuando ellos comerían más rápido una caja de chocolates? ¿Por qué debería dar leche materna a mi bebé en lugar de una fórmula? 

La mejor forma de responderlo es pensando en tres palabras clave: apego, nutrición y desarrollo. 

Apego: Desde el primer contacto con la madre creamos un vínculo inigualable en el que se activa la hormona del amor llamada oxitocina y esto hace que se produzca leche materna a necesidad del bebé.  

Nutrición: La leche materna es 88% agua y cuenta con nutrientes, grasas, anticuerpos y defensas para proteger al bebé que le ayudarán en su desarrollo y crecimiento. 

Desarrollo: Un bebé que ha sido amamantado no solo siente mayor seguridad y confianza hacia su madre, también tiene un mejor desarrollo del habla e incluso genera una independencia a medida que crece.  

          2. Duración de la receta: 

La OMS y profesionales de la salud recomiendan para esta receta: 

  • 6 meses de lactancia materna exclusiva. 
  • De 6 meses a 2 años o más de lactancia materna complementaria con otros alimentos. 

         3.  Ingredientes para una lactancia materna exitosa:  

Para preparar esta receta necesitarás los siguientes ingredientes: 

Etapa preconcepcional: 

  • 1/4 tazas de atención de salud en pareja. 
  • 1 cucharada de cuidado de salud y nutrición con ingesta de micronutrientes. 
  • 2 litros de consejería profesional. 
  • 12 lb. de educación en lactancia. 

Durante el embarazo: 

  • 3/4 tazas de controles prenatales. 
  • 1 litro de comprensión de los padres de la importancia de la lactancia materna. 
  • 3 pizcas de apoyo familiar y profesional. 

Durante el parto y posparto: 

  • 1 taza de humanización. 
  • 1 cucharada de amor constante. 
  • 6 kg. de apego precoz. 
  • 1 cucharada de alojamiento conjunto de la madre y el bebé. 
  • 9 lb. de lactancia a libre demanda, según el patrón alimentario que el bebé establezca. 
  • 6 meses de lactancia materna exclusiva. 
  • 2 años al menos de lactancia materna complementaria. 

       4. Pasos para la lactancia materna:  

Una creencia común es que para amamantar basta con que sostengamos al bebé frente al pezón y dejemos que coma, pero en realidad existen algunos puntos que debemos tomar en cuenta para una lactancia materna exitosa. 

Paso 1: Comencemos con tu postura y la posición del bebé, siéntate con la espalda y los pies apoyados, de modo que te sientas cómoda y segura para sostener al niño o niña, puedes utilizar toallas, almohadas u otros para apoyarte si lo necesitas. 

Paso 2: Toma al bebé en brazos, cerca de tu pecho, su cabeza y cuerpo deben estar alineados, con su cabeza cerca de tu cuerpo, su cara debe estar frente al pecho con la nariz opuesta al pezón. 

¡Ojo! Si el bebé es recién nacido debes sostener todo su cuerpo y no solo su cabeza y hombros. 

Paso 3: Pasamos a la parte del agarre. Debes asegurarte de que el bebé, al agarrar el seno, tenga sus labios evertidos (vueltos hacia fuera; con la boca bien abierta) abarcando no solo el pezón sino toda la areola, su mentón debe tocar el seno y el resto de su cuerpo debe estar en tu dirección, es decir “panza con panza”. 

Paso 4: Aquí ya es trabajo del bebé. Su lengua se estira hacia adelante por encima de la encía inferior para comprimir el pecho y de esta manera extraer la leche. Se llama succión. 

Puntos para tener en cuenta: 

De no tener un buen agarre puede causarte dolor o peor, mastitis o molestias constantes cada vez que amamantes. 

En caso de situaciones especiales como que tu bebé tenga labio leporino, paladar hendido, síndrome de Down, intolerancia a la lactosa u otros, o que tu utilice medicamentos, tenga problemas de salud como cáncer, tuberculosis o infecciones, debes buscar asesoría de un profesional.

        5. Mientras tanto el sub-chef y el resto de la cocina…  

Aunque la mayoría de los pasos son realizados por la madre no significa que en el resto de la cocina nos quedaremos de brazos cruzados. Cuando se prepara una gran receta ¡toda la familia ayuda!, algunos cortan, otros mezclan y otros se aseguran de no confundir la sal con el azúcar. 

Para una lactancia materna exitosa el padre, la familia e instituciones del Estado y de la sociedad también tenemos un rol importante que desempeñar. 

Como papá debes tener una paternidad responsable y activa. Si bien es cierto que no puedes amamantar, sí puedes apoyar en quehaceres del hogar y tener un involucramiento activo con tu bebé; puedes bañar al bebé, cambiarlo, cargarlo y ayudar en la limpieza. Además, no deben olvidar que el papá también tiene derecho a establecer una relación de apego con su bebé. 

Por otro lado, las instituciones públicas y privadas deben velar por el cumplimiento de los derechos de la madre y el bebé, como lo es el gozar de su periodo de lactancia materna y brindar respaldo necesario cuando este no se cumple.  

Una lactancia materna exitosa depende no solo de la madre, sino de toda la sociedad.

         6. Método de extracción y preservación de la leche materna: 

A todos nos ha tocado comer recalentado en algún momento o preparar comida con el único fin de guardarla para el día siguiente. Meses después del nacimiento, llegará el momento en el que como madre tendrás que separarte de tu bebé; ya sea por el retorno a tus labores después del tiempo estipulado o por algún viaje. 

El bebé, por supuesto, no puede quedarse sin comer, por lo que se recomienda que comiences con la extracción y preservación de la leche al menos dos semanas antes de regresar a tu trabajo. 

Hay dos maneras para realizar extracciones. Puede ser manual, haciendo la técnica de ordeño o con ayuda de un extractor preferiblemente eléctrico doble. 

  • Una leche extraída a temperatura ambiente tiene una duración de 4 – 6 horas. 
  • Una leche guardada en refrigeradora dura hasta 4 días. 
  • En el congelador dura entre 6 y 12 meses. 
  • Descongelada dura 1 hora. 

Su almacenamiento solo puede ser en recipientes especiales para comida. Recomendamos usar bolsas especiales de almacenamiento de leche materna al cual debes colocar fecha y hora de cada extracción. Es necesario recalcar que el uso de estas bolsas especiales solo debe ser una ÚNICA vez. 

          7. ADVERTENCIA una buena lactancia materna puede producir:  

Al comienzo de la receta hablamos de la importancia de la lactancia materna ¿pero sabías que existen muchos beneficios tanto para la madre como para el bebé, que van más allá de lograr un peso saludable? 

Algunos de los beneficios son: 

Para el bebé: 

  • Mejor desarrollo del habla. 
  • Mayor seguridad y confianza hacia la madre. 
  • Transferencia de enzimas, vitaminas, anticuerpos y grasas necesarias para su crecimiento. 
  • Aporta nutrientes esenciales para el desarrollo del cerebro. 
  • Fortalece el sistema inmune. 
  • Previene de enfermedades agudas como las enfermedades respiratorias y gastrointestinales. 
  • Previene de enfermedades a largo plazo como la diabetes, asma, hipertensión y enfermedades cardiovasculares.  

Para la madre: 

  • Contribuye a la disminución de la depresión posparto. 
  • Disminución del riesgo de cáncer de mama y ovarios. 
  • Disminución del riesgo de osteoporosis. 
  • Aumenta el apego con relación a su bebé. 

Para la sociedad: 

  • La leche materna es ecológica, mientras que el producir alimentos artificiales para bebés desgasta al medio ambiente.  
  • Los bebés saludables tienden a crecer para ser personas saludables, lo que reduce costos de salud para la sociedad. 
  • Un mejor desarrollo cognitivo contribuye al desarrollo de una mejor sociedad. 

Debemos recordar que en CADA GOTA se encuentra cada uno de esos beneficios que estarán presentes desde el día 1 de lactancia y por el resto de su vida.  

Es tan increíble que en cada cucharada de leche materna haya más de 3 millones de células inmunitarias y aunque pueda ser un poco cansado ¡VALE LA PENA! 

            8. Bancos de leche, nuestro distribuidor confiable para casos específicos:  

Los Bancos de Leche Humana, también conocidos por sus siglas como BLH, son centros especializados, responsables de la promoción y apoyo a la lactancia materna, y de la recolección, procesamiento, control de calidad y dispensación de la leche materna donada a cualquier niño que la precise, bajo criterio médico (Aprigio J. Breastfeeding, Rio de Janeiro: Editora Fiocruz, 2001:81-101). 

No todos los niños y niñas reciben o recibirán leche de los bancos, pues se reservan para casos especiales, como bebés prematuros, con problemas nutricionales o ciertas patologías, en los que la madre no pueda dar lactancia materna a su hijo. 

Los BLH funcionan a través de una red de madres donantes. Ellas se someten a exámenes de salud y su leche es recolectada, analizada, pasteurizada y conservada para bebés que lo necesiten. 

Por ello es importante que como sociedad seamos solidarios y promovamos los programas y campañas de donación de leche materna. 

              9. Recomendaciones finales:   

  • La información es poder. Contar con un buen acompañamiento por una asesora de lactancia es importante pues se despejan dudas y se eliminan mitos y especulaciones. 
  • Como madre es necesario que mantengas una dieta balanceada durante el embarazo y después del parto. 
  • Recomendamos mantener la lactancia materna al menos hasta los dos años. 
  • Para producir mayor cantidad de leche debes estimular la mama colocando al bebé cerca del seno materno. Entre más succione, el bebé más leche producirá tu cuerpo. 
  • No es necesario que establezcas un horario rígido de alimentación, sino que es el bebé quien establece el patrón y este varía según la edad del niño o niña. 
  • La leche materna después de ser extraída puede ser almacenada inmediatamente al congelador. De almacenarse en un refrigerador, debes asegurarte de poner la leche al fondo y no cerca de las puertas, pues ahí la temperatura es muy irregular. 
  • Para descongelar la leche puedes hacerlo con la técnica de baño María.  
  • Al alimentar al bebé con leche materna almacenada recomendamos hacerlo con cuchara y no con biberón. 

Y recordemos que, aunque hay ciertos alimentos que se comen en ciertos tiempos ¡La lactancia materna es para todo el año! 

 

Fuentes: 

el Caribe, C. E. P. A. L. y. (2018, abril 2). Bancos de leche humana. Cepal.org. https://www.cepal.org/es/notas/bancos-leche-humana  

DE WAAL PreNatal y PostNatal, F. [FundacióndeWaalPreNatal]. (2021, julio 23). Lactancia sin mitos. Youtube. Lactancia sin mitos. 

Fundación de Waal (2018) Modulo 7 texto base, curso superior “Dar amor y cuidados en la etapa posnatal”. Formación de Mediadores Prevención Prenatal de Enfermedades y Deficiencias. 

Entrevista a Licenciada Pamela Amaya.  

Noticias relacionadas

Share This
WhatsApp chat